¿Alguna vez te has planteado como afecta el ciclo menstrual a tu día a día? ¿Por qué los chicos no tienen tantos cambios emocionales como las chicas, por qué no funcionamos igual? ¿Conoces  tu ciclo y cómo afecta a tu sexualidad? ¿Sabes qué días del ciclo son los más fértiles? ¿Te has planteado que hay alternativas más saludables y respetuosas con el medio ambiente que los tampones y las compresas?

Todas estas preguntas, que a priori pueden parecer incómodas o fuera de contexto, forman parte de la realidad diaria de todas las adolescentes y mujeres del mundo. Me atrevería a decir que también de los chicos y hombres que nos rodean, porque… ¿quién no tiene madre, hermanas, amigas o pareja…? Y si todas ellas están sujetas a estos cambios cíclicos, es seguro que este hecho acaba influyendo en todos aquellos que tienen a su lado.

Por eso he titulado este articulo MENS- EDUCATION, haciendo referencia a la famosa serie televisiva que muchos habréis visto,  porque además de la educación que se recibe en colegios e institutos para formar futuras i futuros  profesionales bien capacitad@s, la educación corporal i fisiológica es bien necesaria para que pueda acompañar al desarrollo académico y  personal.

Pero comencemos por el principio. Escribo estas palabras como fisioterapeuta, que al especializarme en uro-ginecología y suelo pélvico fui interesándome cada vez más en el ciclo menstrual y en todos los cambios hormonales que se producen, para saber cómo afectaban a  mi vida, trabajo, emociones, energías y  relaciones familiares e interpersonales a mi alrededor. Por eso me formé como  Moon Mother®, unos conocimientos que gracias a Miranda Gray me aportaron mucha claridad y comprensión sobre la ciclicidad y el funcionamiento de mi propio cuerpo. Y también como podía mejorar mis relaciones personales y sexuales aprovechando  la energía de mi ciclo gracias a esa información!

La historia es que, después de unos cuantos años de buscar respuestas y hacer cursos y más cursos, he sentido la necesidad de compartir lo que he aprendido durante este tiempo con cuantas más personas mejor y cuanto antes mejor! Porque las chicas y chicos que están en plena adolescencia serán las mujeres y hombres del futuro, así que cuanto antes nos conozcamos a nosotr@s mism@s y entre nosotr@s,  antes estableceremos les bases de un futuro de respeto, tolerancia, solidaridad y sororidad.

Lo que me gustaría transmitir a través de estas líneas es que las mujeres de hoy en día vivimos bastante desconectadas de nuestro cuerpo y que muchas solo nos acordamos de que somos cíclicas cuando nos vemos  las bragas manchadas de sangre al ir al baño. Pero ser cíclicas es mucho más que tener la “regla” una vez al mes. Ser cíclicas significa que tenemos un ritmo interno, que se repite y que vuelve a iniciarse cuando llega al final, igual que después de la noche vuelve un  nuevo día o que al frío del invierno siempre le sigue el calor de la primavera.

Este ciclo influye en muchos aspectos de nuestra forma de ser, de sentir y de actuar y es importante tenerlo en cuenta para poder conocernos mejor y rentabilizar nuestras energías, en lugar de estar luchando diariamente para estar al cien por cien. Es más fácil fluir y adaptar  nuestras actividades a como nos sentimos en cada fase del ciclo, obteniendo mejores resultados si aprovechamos las habilidades y momentos óptimos que cada fase potencia de manera natural.

¿En qué consisten estos cambios y cómo nos podemos beneficiar si somos conscientes de ellos? Lo que ocurre, debido a los cambios hormonales que producen la ovulación y más tarde el desprendimiento del endometrio en caso de que el óvulo no haya sido fecundado, marcan cuatro fases bien diferenciadas dentro del ciclo, tanto a nivel físico como a nivel energético y emocional:

  • La fase pre-ovulatoria, llamada también FASE DINÀMICA. Es una fase de gran energía física, claridad mental, capacidad lógica y donde nos resulta fácil planificare idear nuevos proyectos.
  • La fase ovulatoria, que sería la FASE EXPRESIVA. En estos días conectamos con la capacidad de cuidar, somos más empáticas, mediadoras, sociales y amorosas. Es el momento de establecer relaciones y hacer crecer nuestros proyectos. También son los días de mayor fertilidad.
  • La fase premenstrual o FASE CREATIVA. Hay un cambio de mirada, más introspectiva i hacia el interior. Conectamos con la intuición, la creatividad, pero también estamos más críticas e irritables. Tenemos necesidad de limpiar y soltar lo que ya no nos aporta.
  • La fase menstrual que recibe el nombre de FASE REFLEXIVA. Momento de poca energía, estamos más cansadas y es importante parar. Eso hará que hagamos un balance de todo el ciclo anterior y podamos decidir con qué queremos seguir y aquello que ya no necesitamos, antes de comenzar el nuevo ciclo.

Como podéis ver, en cada fase, debido a las hormonas que todo lo regulan, nos sentimos bien distintas y como hemos dicho anteriormente, tenemos más facilidad para desarrollar unas capacidades y estrategias que podemos trasladar al día a día, en lugar de ir en contra de lo que sentimos y querer estar todos los días con la misma energía. De esta manera, una actividad como hacer deporte puede resultar fácil y gratificante la semana después del sangrado o puede ser un suplicio si estamos con la regla. Pasa lo mismo a la hora de preparar un examen de mates, que nos exige claridad y  lógica. Pero tal vez si hemos de realizar una actividad de grupo tengamos más capacidad durante la fase ovulatoria o si hemos de aprovechar la creatividad para una redacción o trabajos de plástica, la semana antes de la menstruación será el momento ideal.

Podríamos estar hablando extensamente sobre cuáles son las actividades más recomendables en cada fase, responder las cuestiones planteadas al inicio y muchas más que seguro surgirán…eso nos ocuparía mucho más tiempo y espacio del que este artículo nos permite. Por ello os recomiendo que, si el tema os interesa,  leáis los libros de Miranda Gray, autora de “Luna Roja” y “Las cuatro fases de la Luna Roja”, los dos publicados por Gaia Ediciones. También en el perfil de Instagram @despertar_femenino  y en Despertar Femenino Castellón en Facebook encontraréis más información detallada para poder profundizar en vuestra ciclicidad. Y por supuesto, podéis encontrarme en CALMA FISIOTERAPIA o escribirme a mjnebotporcar@gmail.com. Estaré encantada de atenderos!

 

Para terminar, hace pocos días que ha sido el 8 de marzo Día de la Mujer, donde se reivindican los derechos de las mujeres y se denuncian las desigualdades e injusticias que todavía existen entre géneros. Mi deseo es que este artículo sea una manera de acortar esas distancias entre hombres y mujeres, que haya más tolerancia dentro de la diversidad, que sepamos que somos diferentes en múltiples aspectos pero complementarios en las relaciones y que éstas estén basadas en la comprensión, la cooperación y la ayuda entre todas y todos los que serán el futuro de la sociedad y de nuestro mundo, un mundo que esperamos sea más justo, pacífico y amoroso.

Salud para todas y todos.

MARIA JOSÉ NEBOT PORCAR

Llucena, 23 de marzo de 2022