En Fisioterapia Calma estamos en continua innovación para ofrecer a nuestros pacientes el mejor servicio en los tratamientos. Por ello, desde hace unas semanas contamos con un ecógrafo para observar la evolución de las lesiones. Esta técnica no dolorosa ni invasiva nos permite ver tendones, músculos, ligamentos y nervios periféricos para pronosticar mejor el tiempo de recuperación y el alcance de la lesión, optimizando así la calidad del tratamiento.